Acusa

  • Visita virtual de Acusa – Artenara – Gran Canaria
 


  • La fortaleza natural de Acusa es una meseta de paredes verticales situada en el término municipal de Artenara. Se encuentra delimitada por los barrancos de Tejeda y El Merino.
  • Ambos se unen para confluir en el Barranco Grande. Este hecho le confiere una posición estratégica por el gran dominio visual de casi toda la cuenca de Tejeda y por ser paso natural hacia la costa a través del citado barranco.
  • La Vega, si bien constituyó parte importante y vital para los antiguos pobladores, hoy en día no conserva yacimientos arqueológicos destacables.
  • Para una mejor comprensión dividiremos el gran poblado aborigen de Acusa en diferentes zonas, de norte a sur y de este a oeste.
  • Los Corrales de Acusa
  • Está formado por 9 cuevas distribuidas en dos niveles, localizadas bajo un gran solapón natural al este de la meseta. La mayor parte de ellas son artificiales. En el primer nivel se pueden apreciar restos de muros más recientes, para guardar el ganado, en lo que probablemente fueron cuevas-vivienda. De todo el conjunto destacaremos 2 cuevas por contener manifestaciones rupestres consistentes en pinturas. Los colores blanco y rojo conforman la decoración de las citadas estancias.
  • Acusa Seca
  • Dejando atrás Los Corrales, y siguiendo en dirección sur, nos encontramos con el asentamiento troglodita de Acusa Seca, excavado en la base de un saliente natural. Está conformado por unas 40 cuevas, la mayoría de habitación, muy cerca de un granero fortificado. Aparte de las razones geológicas propicias para la elección de este lugar como gran asentamiento, era el único lugar que tenía nacientes de agua permanentes. De entre todas las construcciones de Acusa Seca cabe destacar la Cueva-Ermita, fácil de distinguir del resto por presentar un hueco sobre la puerta a modo de claraboya, en donde, según cuenta la tradición, había instalada una campana. Es probable que esta cueva-ermita tenga su origen en la entrada de los franciscanos que, a mediados del siglo XIV, se establecieron en La Aldea. Al parecer, primero fue advocación de San Juan y luego de la Virgen de La Candelaria hasta 1675, año en el que se decide construir una nueva ermita.
  • En Acusa se concentraba una importante población aborigen con hábitat troglodita que se mantuvo reutilizando los espacios a través del mestizaje con la cultura de los colonizadores europeos y fue tan determinante que no sólo estaba la cueva de habitación sino que la primera ermita del lugar estuvo establecida en una cueva en Acusa Seca, conocida como la Cueva de San Juan.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *