Drago de Sataute

  • Drago de Sataute – Santa Brigida – Gran Canaria
 


  • Camino del pago de Pino Santo, en la orilla del Barranco Alonso (Santa Brígida), un drago centenario de gran porte es el mayor ejemplar que crece en estado natural en la Isla de Gran Canaria.
  • Sigue ahí, entre aromas de viejos naranjales. Agarrado con fuerza al risco en donde nació de forma increible hace unos trescientos años. El drago centenario de Barranco Alonso es nuestro centinela natural, que vigila con su poderoso y verde latido los restos de aquel bosque de ensueño que se hizo humo en los ingenios azucareros tras la conquista de la Isla, mientras a su espalda la Villa crece sin límites ni fronteras, y el mundo contemporáneo sigue anulando la diferencia ciudad-campo. Este notable ejemplar habita sobre el cauce del barranco de Alonso y puede observarse desde la carretera que conduce al barrio de Pino Santo.
  • Por su porte, con casi 17 metros de altura, y por su singular ubicación, es uno de los dragos más bellos y majestuosos de que crecen en el Archipiélago. Pero no el único. El municipio de Santa Brígida posee un elevado número de dragos, siendo probablemente el término municipal de Canarias con más ejemplares, pues hasta el momento se han contabilizado más de trescientos. Además, la zona de Hoya Bravo reúne una serie de recursos naturales que merecieron la clasificación de Paisaje Protegido de Pino Santo, el segundo en extensión de los paisajes protegidos de la Isla, con 3.012 hectáreas, lo que representa casi el dos por ciento de la superficie de Gran Canaria.
  • Sin duda, un auténtico mundo natural y sencillo. Un paraíso libre del pecado original, y tan poblado de lirios, nardos y perfumes, que nosotros tenemos por paisaje del alma, sin dar gracias a Dios todos los días. Y es que Hoya Bravo sigue siendo ese rincón al que íbamos a respirar, a la sombra del drago o los castañeros, en medio de un silencio sobrecogedor que únicamente rompía el chillido repentino y asustado de un mirlo. Y ahí siguen también las casas de la finca de la Marquesa, ya sin vida, y que aún hoy esperan una acertada rehabilitación para mostrar sus bellos encantos de la arquitectura del ayer.
  • Símbolo de Identidad El drago de Barranco Alonso se ha convertido en los últimos años en uno de los símbolos de identidad más importantes de Santa Brígida, que encierra en su escaso territorio de 23,8 Kilómetros cuadrados numerosos encantos que asombrará a quienes se acerquen a descubrirla detenidamente. El Drago de Sataute ha sido motivo de postales, portada de libros, y también da nombre a una asociación sociocultural del municipio, abierta a la participación de todas las personas que tienen inquietudes en torno a la vida de esta Villa, y a cuya sombra quiere resurgir la reflexión.

Tiempo Santa Brígida


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *